¿Quién es Dímpel Soto?

IMG_2151

Ésta soy yo. Periodista vocacional, 30 años, y en proceso de reinvención.

Después de casi 8 maravillosos años trabajando en TV como redactora y productora, y en los inicios como ENG de informativos, el pasado 30 de junio de 2013 me despedí de Barcelona para empezar de cero en Madrid. Como a muchos de mis colegas, la crisis me llevó a plantearme cambios, y ya no sólo profesionales, sino sobre todo personales. Perder el trabajo no fue tarea sencilla, pero desde el primer momento quise vivirlo como un reto que la vida me ponía para mejorar. Y han habido días que he querido tirar la toalla, ¡vamos que si es verdad!, pero mi esencia es testaruda. Idealista.

Un día de rodaje en "Respira" (BTV)
Un día de rodaje en “Respira” (BTV)

A día de hoy, mantengo conversaciones muy fructíferas con la incertidumbre. Hoy un trabajito aquí, mañana otro allí. Pero sigo adelante y feliz de poder afirmar que mi modo de subsistencia sigue siendo la comunicación. Y ya no digo periodismo, que también, pero este capítulo de mi vida que estoy escribiendo me ha permitido descubrir que lo que amo es comunicar. Da igual dónde. Da igual el cómo.

http://www.formulatv.com/noticias/36175/paolo-donadio-responsable-mtv-espana-lanza-productora-vediamo-media/
http://www.formulatv.com/noticias/36175/paolo-donadio-responsable-mtv-espana-lanza-productora-vediamo-media/

Puedes encontrarme como redactora y productora en Vediamo Media, como gestora de contenidos online para algunas marcas comerciales, como socia cooperativista y miembro del equipo de difusión de SBP-CA y, recientemente, como responsable de comunicación de Javier Iriondo.

IMG_2228
Javier Iriondo y yo presentando su último libro (“Un lugar llamado destino”) en el Hormiguero con Pablo Motos

Javier Iriondo y yo presentando su último libro ("Un lugar llamado destino") en el Hormiguero con Pablo Motos

Pero si has llegado hasta este blog, quiero que sepas que mi camino empezó aquí. A las 48 h de perder mi trabajo, decidí crear “La Otra Cara de la Crisis” bajo mi absoluta convicción de que la crisis no iba a poder conmigo. Quería demostrarme -y demostraros- que los momentos difíciles pueden ser un regalo del destino para mejorar, y que tan sólo hay que saber leer bien las señales.

Un pequeño proyecto que, espero, os sea de utilidad. Yo lo llamo periodismo en positivo. No he inventado nada, lo sé. Pero sí que creo que su puesta en práctica no es todo lo habitual que -creo- los seres humanos necesitamos. A través de entrevistas, artículos de opinión, crónicas, reportajes y otras fórmulas que vayan surgiendo, daré voz a aquell@s que puedan aportarnos herramientas para que el camino de la vida sea un poco más fácil, pero sobre todo que nos permita aprender algo. Sin olvidarme, por supuesto, de individu@s, colectivos, movimientos y otras formaciones humanas que han decidido desperezarse y luchar por un mundo más justo. Algunos los llaman ingenuos, yo… valientes.

Así pues, espero que lo disfrutes y que, cuando decidas cerrar tu navegador, sientas que has aprendido algo nuevo. Si lo consigo, esto habrá merecido la pena.

Mientrastanto, puedes localizarme en dimpelsoto@gmail.com

Un fuerte abrazo

3 thoughts on “¿Quién es Dímpel Soto?

  1. Aún me lo pregunto y nos lo seguimos preguntando. LLegó un momento de nuestras vidas en el que repentina y abrumadoramente al mirar a nuestro alrededor más inmediato nos sentimos profundamente engañados. Y no sería porque no estábamos advertidos por la historia. Un grupo de felones sin entrañas se habían puesto de acuerdo y saquearon en un plis-plas los recursos de este país nuestro que tan dolorosa y conplicadamente había logrado romper su durisima realidad social, económica y terecermundista tras una dictadura durisima y cruel que se extendió a lo largo y ancho de cuarenta años asfixiantes de impunidades y violencias.
    Naturalmente, contaron con cómplices muy poderosos. Nos aislaron internacionalmente y las potencias de nuestro entorno geográfico miraron hacia otras latitudes y nos abandonaron a la interperie más dura e injusta. ¿Qué nos salvó de la indiferencia más descomprometida? Aislado el país internacionalmente y bajo una dictadura violenta y asfixiante, este pais, perdedor y en ruinas tras la guerra europea y el aislamiento de las potencias liberales de nuestro entorno nos condenaron a consecuencia de la actitud de los paises de nuestra más cercana geografía a un duro descompromiso que se alargó en nuestra realidad hasta los años finales de la pasada centuria.
    Incluso instituciones como Nacione Unidas, paises de la sociedad internacional que nos condenaron al aislamiento por nuestro cuestionamiento y proximidad a las dictaduras europeas de la época, incluida,además, la Iglesia Católica de Roma, nuestro país sufrió un durisimo aislamiento que no pudo superar hasta el ingreso de nuestro país en Naciones Unidas, hasta incluso “ponerse en cola” para integrarse en la Unión Europea.
    Nuestro país no pudo incorporarse al concierto de las potencias liberales hasta bien entrado la actual centuria. Tuvimos que sufrir, pues, una dura espera para ser aceptados e integrarnos en la nueva sociedad internacional como la Unión Europea que nació en el primer año de la actual centuria, ya como un país en vías de notmalización.
    Pero las heridas internas no se borraron ni se olvidaron. Al contrario que en otras paises que fueron integrándose en clubes políticos democráticos y financieros de la sociedad internacional. Todavía en nuestra realidad volvimos recientemente a mirar al borde del abismo con nuestra realidad interna,con los escandalosos casos del “escrache”, un auténtico escándalo inaceptable e que permanecerá en nuestra memoria colectiva por cierto tiempo.
    Y aquí, llega.do a este punto, nos encontramos con el vergonzoso escándalo llamado “escrache”, o expresado con mayor visibilidad, así denominado por la sucesión de desesperados que al verse despojados de sus viviendas pagadas merced a créditos de las instituciones inmobiliarias y bancarias con muchos sacrificios, se suicidaron arrojándose desde sus ventanas y balcones a la vía pública. Un fenómeno tan escandáloso como inaceptable. Ni el Gobierno de la nación ni el poder ni la influencia de la Iglesia de Roma estimaron no intervenir vergonzadamente en un fenómeno tan cruel e inaceptable.
    Habrá que preservar la memoria colectiva para que, llegado el momento, las instituciones bancarias y la Iglesia Católica de Roma tengan que rendir cuenta de su descompromiso tan cruel en este drama colectivo. Un fenómeno que en mayor o menor medida nos concierte a todos. Tiempos duros, pues, tiempos injustos y violentos. Por cierto, si en la pasada centuria, las muchedumbres salieron a quemar iglesias, no sería extraño que pasado unos años las muchedumbres entren en las intistuciones bancarias y las enciendadn.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s