Hervé Falciani y Partido X: una lucha contra el fraude

Fuente foto: Bernardo Pérez (elpais.es)
Fuente foto: Bernardo Pérez (elpais.es)

Hoy, a las 11 de la mañana, los periodistas teníamos una cita en la asociación cultural Traficantes de Sueños (barrio madrileño de Lavapiés) para entender el qué y el porqué de la colaboración de Hervé Falciani con el Partido X. Sabemos que gracias a su formación como ingeniero informático está trabajando mano a mano con la Red Ciudadana en la creación de una herramienta que permitirá a la gente compartir información pública de manera segura, así como en la elaboración de otras propuestas de transparencia bancaria. Pero queríamos saber más. 

Antes de su llegada, que se retrasó más de una hora por motivos de seguridad, los miembros del Partido X allí presentes ofrecieron nuevamente un resumen de su plan de acción y confirmaron que su decisión de presentarse a las próximas elecciones europeas dependerá del feedback que recojan de su gira por 15 ciudades españolas. Una gira que empezará en Sevilla este próximo 31 de enero y que finalizará en Madrid el 24 de febrero. En cada una de estas ciudades se explicará un tema diferente (por ejemplo: “No hay justicia” en Barcelona o “Agenda electoral” en Madrid), acudirán expertos que colaboran activamente con la Red y los ciudadanos podrán plantear sus dudas. 

Mientras esperábamos de reojo la llegada del italo-francés, muchos queríamos conocer más en profundidad los mecanismos que han desarrollado para hacer frente a lo que más preocupa a la ciudadanía: la crisis económica (o lo que ellos denominan el Plan de Emergencia para salir de la crisis) y la independencia del poder judicial (su Comisión de Justicia). Pero no han ofrecido información al respecto. Se lo reservan para su periplo por España y han insistido en que su sistema de trabajo en red quiere solventar la ineficacia de un simple sistema horizontal. Para ello, toda su hoja de ruta se basa en un pacto transversal con la ciudadanía que no es ni ideológico ni partidista, y que cataliza el conocimiento de la sociedad civil. Es decir, Internet ha sido el espacio donde se han reunido y participado durante casi dos años todos los ciudadanos interesados en este proyecto. Durante ese tiempo, han conocido y enmendado las propuestas diseñadas por el núcleo más implicado de la Red, y cuya base se apoya en experiencias de otros países, así como en el conocimiento de expertos.

Y Falciani es uno de ellos: colabora en la Comisión Anticorrupción. A su llegada, notablemente esperada por los medios que estábamos allí reunidos, el ambiente cambió. La atención recayó absolutamente en él, y hasta cierto punto no sé si fue acertada la idea de convocarlo a la rueda de prensa porque inevitablemente su historial legal podía eclipsar -y así sucedió en algunos momentos- el motivo central de aquella convocatoria. De todas formas, Simona Levi -miembro del Partido X y quien coordinaba un poco todo el acto- zanjó abiertamente aquellas preguntas referentes a temas que no tuviesen nada que ver con la Red Ciudadana.

A todos nos sorprendió el español confuso de Hervé Falciani. Un gesto idiomático a valorar, pero que lamentablemente hizo confusas algunas de sus respuestas. Y a pesar de la intervención de Simona Levi para aclarar aquello que no se entendía, muchas preguntas quedaron sin respuesta. O algunas respuestas requirieron del esfuerzo de algunos compañeros de volver a preguntar. Lo que sí está claro es que los convocantes allí presentes estaban predispuestos a responder a todas las cuestiones a pesar de las dificultades técnicas o a la falta de tiempo. De todas formas, hubo una cuestión que lo atragantó todo un poco: ¿ha tenido acceso el Partido X a toda la información de la que se apropió Falciani y que ya ha entregado a la justicia española? 1.300 nombres de evasores fiscales españoles (de los 130.000 ficheros que extrajo de la banca suiza) que ya están en manos de la Audiencia Nacional y Hacienda, y gracias a los cuales hasta ahora ha podido vivir como testigo protegido -y fuera de la cárcel- en Madrid. La respuesta fue un no, pero costó obtenerla. 

El ex trabajador del HSBC Private Bank destacó, a mi parecer, dos puntos importantes. El primero, su definición de transparencia y con la que marcó distancias con Wikileaks: (…) ante todo, no se trata de publicar todo aquello que llegue a nuestra manos, sino de crear los cauces adecuados para que esa información llegue a la justicia (…) No se trata de una revolución donde nadie sabe qué hacer, sino de una reorientación de los esfuerzos para reestablecer lo perdido. Claro está que ello será posible si se dan ciertos cambios en el poder judicial que hemos conocido hasta ahora, y que se supone que el Partido X ya habrá contemplado en su estrategia legislativa y ejecutiva.

Y el segundo punto es el diseño de una herramienta informática para monotorizar las transacciones bancarias a nivel europeo y elaborar así un mapa de los flujos financieros que permita detectar el fraude. A priori, el sistema tiene un carácter voluntario, es decir, son los bancos los que deciden si ponen sus transacciones bajo el control de la herramienta. El primer paso lo han dado algunas entidades éticas, pero el objetivo es conseguir que este sistema sea obligatorio para todos los bancos. Volvemos a la idea de antes: será posible si la Red Ciudadana entra en las instituciones y legisla.

Es importante tener en cuenta que Hervé Falciani ejerce de colaborador. No es ni miembro, ni militante del Partido X. Por eso, quise preguntarle si se trataba de algo puntual o si, por el contrario, se trataba de una colaboración a largo plazo. Su respuesta, nuevamente dificultosa por no dominar el castellano, fue: creo en la Red y por eso estoy aquí. Y lo haré hasta que ellos consideren que el objetivo que nos une se ha cumplido.

Cierto es que la sintonía entre ellos era muy visible. Así como la ilusión y el esfuerzo que existe tras todos los que sustentan a la Red Ciudadana. Ahora toca esperar y ver hasta qué punto la ciudadanía deposita en ellos su confianza. Por el momento, se han ganado el respeto de miles de personas que no tan sólo han participado en su proyecto, sino que también han financiado vía crowdfunding la gira en la que se juegan su futuro político.

Yo me quedo con una frase de Simona Levi y que espero no se pierda en el tiempo: es posible que ganemos escaños, pero escaños en un mundo que no cambia no servirán para nada.

@DimpelSoto

Anuncios

2 thoughts on “Hervé Falciani y Partido X: una lucha contra el fraude

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s