¿Son los CIE una muestra de racismo institucional?

Spain Immigrants Protest
CIE de Aluche (Madrid). Fuente foto: http://www.equaltimes.org/es/in-depth/inside-spains-immigration-detention-centres

Esa es la pregunta que ayer intenté responder. Por supuesto, lejos de decidir yo la respuesta, el hecho de tener que plantearla ya es bastante grave. En una sociedad democrática como se le supone a España, asumir que existen centros donde permanecen encerrados miles de inmigrantes cuyo único delito ha sido no tener papeles, nos obliga -como mínimo- a parar en seco y mirar de frente. Se acabó lo de pasar de largo o mirar de reojo.

Los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE), según el gobierno español, son establecimientos públicos de carácter no penitenciario donde se retiene de manera cautelar y preventiva a extranjeros sometidos a expediente de expulsión. Para muchos de los colectivos que luchan por su cierre son, directamente, prisiones administrativas.

Estos recintos nacen como un instrumento de la política migratoria europea suscrita en el acuerdo de Schengen de 1995. Un acuerdo que flexibiliza las fronteras interiores de Europa a cambio de restringir las exteriores. En España existen 7 centros y la polémica los ha acompañado desde el principio: se conocen de forma oficial 3 muertes y decenas de denuncias por agresión a manos de la policía que gestiona el día a día de los CIE. Y ahí radica lo que, a mi parecer, es más grave: estos centros, que dependen del Ministerio del Interior, siguen estando regulados por una orden ministerial del año 1999 que otorga todas las competencias a la Dirección General de la Policía. ¿Motivo? Pues porque todavía no existe una normativa clara que establezca las pautas de su funcionamiento. 

Por su parte, el Gobierno asegura que el proceso se ha dilatado en el tiempo (desde la época de Zapatero) porque en la elaboración del borrador de lo que será el Reglamento de los CIE han participado grupos parlamentarios, 14 entidades, entre ellas algunas ONG, así como los diversos ministerios implicados, Fiscalía y Poder Judicial. El consenso es lento…

A Aurora Gonzálvez, miembro de la Comisión Cerremos los CIE-Ferrocarril Clandestino, no le convence esa explicación. En nuestra charla denuncia la opacidad de estos centros y el verdadero motivo de su existencia: estigmatizar a los inmigrantes para que la sociedad los vea como a un enemigo. Su afirmación se basa en dos cosas: la primera, que en esos centros conviven delincuentes (delito penal) con otros inmigrantes que simplemente no han conseguido regularizar su situación (falta administrativa); y la segunda, que pasados los 60 días de estancia máxima, si el Ministerio del Interior no ha conseguido deportar al interno, lo dejan en libertad. Entonces, ¿por qué los encierran si ya saben que no tienen la capacidad para expulsarlos a todos? Aurora lo explica en detalle en nuestra entrevista.

Una entrevista larga, pero con un objetivo de contextualización para entender en profundidad qué son los CIE y por qué existen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s