El día que una periodista en paro entró en el Senado #Findelacita

Delicious

Save this on Delicious

1375341567980A la pregunta de cómo he conseguido entrar en el Senado tan sólo diré dos cosas: una, fue cuestión de autoconfianza y un arrojo de morro; y dos, alguien decidió confiar en mis intenciones.

“Mira, soy periodista pero no tengo acreditación. No pertenezco a ningún medio y estoy en paro (…). ¿Por qué estoy aquí? Porque quiero vivir lo que aquí va a pasar y contarlo en mi blog”.

Eso fue todo. Y suficiente. A las 09.03 ya estaba con mis colegas escuchando y apuntando. Un placer.

Gracias a ese ángel del Senado. Sin ti esto no hubiese sido posible.

El ambiente aquí dentro es distendido. La prensa trabaja sin cesar con portátil en mano, móvil ardiendo, cámara en REC constante y crónicas de radio en directo. Eso sí: cuando Rajoy comparece. O cuando Rubalcaba. Todos buscan la voz bipartidista. El titular. La contestación. Las palabras clave: “censura”, “dimisión”, “sms”, “Bárcenas”.

Otros grupos políticos no están captando la misma atención, a excepción de Rosa Díez. Pero de eso ya hablaremos en otro momento.

Y llegó el “me equivoqué”. Dos palabras que copan los titulares de los medios online. Rajoy ha pedido perdón, pero creo que todos lo esperábamos. ¿O no? Esta mañana Ignacio Escolar (elDiario.es) declaraba en La Ser que el presidente del Gobierno siempre se había caracterizado por ser un político predecible, y que todos sabían que su comparecencia no cumpliría las exigencias de la oposición -ni de la sociedad-. Cierto es que Mariano Rajoy se ha anclado en el desmentir y en el leer. Y por supuesto en eludir responsabilidades propias de su cargo. “No es a mí a quien le corresponde la carga de la culpa (…) La carga de la prueba le corresponde al que acusa, no a la víctima”. Pobrecito, he escrito en mi Twitter.

“A los que presumen de haberme traído aquí ante la presión que representaba la Moción de Censura, les diré que presumen en balde. Primero, porque para mí nunca será una amenaza. La Moción de Censura es un instrumento constitucional y yo no me siento amenazado, ni chantajeado por nada que esté contemplado en la Constitución”. (…) “He aceptado comparecer para evitar que los despropósitos sigan creciendo”.

Rubalcaba: “Por mucho que se empeñe, usted no ha venido voluntariamente.”

Y Rajoy ha seguido…

“Señorías, yo no puedo decirles otra cosa sino que son falsas sus acusaciones, son falsas sus medias verdades y son falsas las interpretaciones de la media docena de verdades que emplea como cobertura de sus falsedades”.

Y ante mi sorpresa -y la de todos los aquí presentes-, Rajoy ha bendecido la justicia social: “¿Se han pagado sueldos? Sí. ¿Se han pagado remuneraciones complementarias por razón del cargo? Sí. ¿Se han pagado anticipos o suplidos a justificar por gastos inherentes al desempeño del cargo? También, como en todas partes. Es de justicia. Se ha pagado por un trabajo, se ha pagado en blanco y se ha incluido el pago en la contabilidad”.

No opino. Transcribo.

Entre pasillos se ha comentado que la comparecencia de Rubalcaba ha sido dura. Buena. Exitosa. Yo, sinceramente, no lo sé. Pero si doy fe de que la capacidad oratoria del secretario general del PSOE le da 2 o 3 vueltas a la de Mariano Rajoy. Lo siento, señor presidente.

Y Rosa Díez… Ha lanzado 21 preguntas al gobierno. Interesantes. Globales. Dignas de una buena intervención política. ¿Alguna respuesta? De momento parece que no. Rajoy, en estos momentos (13:49) se ciñe en 3 ideas (mejor articuladas, por cierto): “No voy a dimitir”, “No soy culpable” y “Y usted más… Sr. Rubalcaba”. Esto último es interpretativo. Cosecha propia.

Finalizo este post (a tiempo real) con una declaración que ha provocado la risa de todos los periodistas: “El diario El Mundo manipula (…) Y no son palabras mías. ¡No! Son palabras prestadas del Sr. Rubalcaba”.

¡¡¡Atención!!!: ahora mismo (13:54) Rajoy dice “voy a hablar de mi relación con Bárcenas”. ¿Responderá a Rosa Díez?

Señorías… #findelacita

@DimpelSoto

AMPLIACIÓN (14:32 h)

Rajoy ha afirmado que no es fácil responder a todas las preguntas. Y no sólo a las 21 que le ha lanzado Rosa Díez, sino a la de todos los grupos parlamentarios. Grupos que también han acusado sin presunción de inocencia en boca. Peligroso ejercicio. Y pesados dimes y diretes.

Rajoy reconoce su error de confianza en Bárcenas. Pero de nada más es culpable. Está tranquilo -dice él- y no piensa dimitir. Nunca. El resto del hemiciclo tendrá que aceptarlo. Pero como la portavoz de UPyD dice: “quién sabe si le pasará lo mismo cuando dijo que no comparecería en el Congreso, y aquí está”.

Destaco 2 declaraciones:

Duran i Lleida: “un presidente que no ha tomado ni una nota” #memoriadeElefante #findelacita

 Rubalcaba: “Los socialistas no vamos a permitir que estos hechos se metabolicen”.

#findelacita

Anuncios

8 thoughts on “El día que una periodista en paro entró en el Senado #Findelacita

  1. Hola amiga “DimpelSoto”
    Admiro la savia de tu esencia, esa que hace brotar la belleza de la juventud.
    Estas viva, de eso no cabe duda, estas en periodo de ebullición constante, eres un volcan en erupción permanente… bendita flor de vida.
    Tus ojos hablan igual que tus palabras, tus palabras no pueden contener todo lo que sientes en tu ser interior… son limitadas.
    Todo ésto para expresar mi gratitud y alegria con la magia del cosmos, esa que a través de “vehículos existenciales” nos transportan a la unidad, a la calma, a la paz, al equilibrio.
    Tan solo una “discreta” sugerencia, por favor, no te dejes abducir por el virus de la inconsciencia humana de la cual, tod@s somos juez y acusad@: estoy hablando del EGO.

    Saludos y abrazos virtuales

    P.D. Sugiero y recomiendo a tod@s el regalo de Eckart Tolle, entre otros su libro ” El poder del Ahora”

    Me gusta

    • Querido amigo,

      Mil gracias por tus palabras. Mil gracias. Y créeme cuando te digo que es uno de los mejores consejos que podría recibir. El EGO tiene mucho poder. Demasiado.

      Prometo hacerte caso. Si algún día consigo volver a poder trabajar, tendré tus palabras grabadas en mi mente.

      Un abrazo

      Me gusta

  2. anda que no! qué bueno! al Senado por que yo lo valgo! Dímpel… vales mucho!
    una crónica particular de un día histórico. de ridículo en ridículo. ahora vacaciones y a ver si empieza la Liga pronto que estamos ya…
    buen mes de agosto Dímpel! hasta septiembre!
    Suerte!!

    Me gusta

    • Antonioooooooooo!!!!

      Una experiencia maravillosa la de hoy. ¡Qué increíble poder volver a sentir el vértigo del periodismo en tiempo real (aunque sólo fuese observando a mis compañeros)! Y en un escenario tan estimulante como el del Senado y sus entresijos

      Ojalá algún día pueda volver porque tenga acreditación -ergo trabajo-.

      Un beso

      Me gusta

  3. Me ha encantado Dímpel!
    Gracias por tu atrevimiento!! Eres una gran periodista, de esto no hay duda. La crónica de primera mano… todo un lujo!
    Un abrazo,

    Me gusta

  4. Esto es ¡increíble! No he leído algo como esto en mucho tiempo . Maravilloso encontrar a alguien con algunas ideas nuevas sobre este tema. Esta web es algo que se necesita en la blogoesfera , alguien con un poco de sinceridad. Un trabajo útil para traer algo nuevo a la red. Gracias de todos lo que te leemos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s